Escritoras de las que me leería hasta la lista de la compra (VIII): Kristan Higgins

Escrito por Abril Camino - 13 febrero

Escritoras de las que me leería hasta la lista de la compra (VIII): Kristan Higgins

Llevaba meses (años) deseando escribir esta entrada. Si he tardado tanto, ha sido por falta de tiempo y porque no he querido hacerlo hasta haber leído unas cuantas novelas de la autora. Porque hoy toca hablar de Kristan Higgins, que puede que no sea mi autora favorita, pero sí es mi DROGA favorita.

Ya comenté cuando hablaba de Nick Alexander que había muchas cosas en sus novelas que no me acaban de cerrar, pero eso no impide que lo considere uno de mis autores favoritos. Y no digamos lo que me pasa con Jojo Moyes, de la que he odiado (así, con todas las letras) algunas de sus novelas. No busco la perfección, no la necesito para que un autor entre en mi top absoluto de favoritos. La perfección no existe, además. Pero es que con Kristan Higgins me pasan varias cosas muy curiosas.



La primera, es que empecé a leerla por lo que, para mí, es lo mejor de su narrativa: las novelas de corte más sentimental que romántico. Era una de las más recientes en aquel momento, además, y se nota mucho la evolución una vez que conoces toda su obra. Y la otra cosa que me ocurre con ella es que sus novelas más románticas son un auténtico cliché, con unos puntos tan tan tan anticuados y hasta machistas que en cualquier otro autor implicaría un abandono inmediato (y un cabreo, probablemente), pero con ella... no puedo parar. Creo que una de las causas es que las situaciones machistas están tan tremendamente exageradas que, mezcladas con el tono de humor de la autora, las convierten en casi una parodia, y eso hace que me molesten menos que si estuviera adoctrinando. No sé si me he explicado (probablemente esto último solo tenga sentido dentro de mi cabeza).

Si algo tiene su obra es que es altamente adictiva. Mucho. DEMASIADO. Yo, en menos de dos años, me he leído todo lo que tiene publicado en español menos un par de novelas que me reservo por si en algún momento me entra un mono difícil de soportar. Ahí os dejo la lista de sus novelas, con el año de publicación en inglés entre paréntesis, divididas en series o autoconclusivas. Y mi opinión sobre lo que he leído, por supuesto:

Serie Blue Heron

Tal vez lo más conocido de su obra... y a la vez, en mi opinión, lo más flojo. Lo cual no significa que no sea terriblemente adictiva. Yo me enganché de tal manera a las aventuras de los habitantes de los viñedos Blue Heron que me leí los cinco casi del tirón. Las historias transcurren en una montaña de Nueva Inglaterra, donde viven todos los protagonistas, en un pequeño pueblo que gira alrededor de los viñedos Blue Heron. ¿Lo que menos me gustó? Que una cosa es escribir historias románticas y otra muy diferente que toda la vida de las mujeres gire alrededor de conseguir un marido, en esa idea tan americana (carca) de que una mujer soltera tiene que poner remedio a la situación cuanto antes. Por lo demás... son historias bien escritas, llenas de humor (del de verdad, de reírse a carcajadas) y con algo especial que hace que las páginas caigan solas. 


Serie Blue Heron, de Kristan Higgins

Os dejo por aquí los títulos y, al lado, mi opinión en GoodReads sobre cada una de ellas (que, si no, esto se va a hacer eterno). La autora indica en su web que las novelas se pueden leer en cualquier orden, pero creo que se disfrutan mucho más en este, porque tiene la típica estructura de serie en que los personajes protagonistas de una novela van apareciendo como secundarios en las siguientes y es fácil hacerse algún spoiler involuntario si se leen desordenadas.






Serie Gideon's Cove

Esta serie es la que más perdida me tiene. Supongo que es porque leí el segundo libro creyendo que era autoconclusivo y luego me enteré de la existencia de la serie. Pero he leído la sinopsis del primero y, literalmente, no tiene absolutamente nada que ver con el segundo, así que supongo que en este caso sí que se pueden leer en cualquier orden. En cualquier caso, yo solo he leído el segundo (Hora de soñar) y es de lo que menos me ha gustado de la autora. Es la historia de una chica viuda que mantiene una relación exclusivamente sexual con su cuñado, algo de lo que se podría haber sacado mucho partido, pero, para mí, se queda a medias. Leeré el primero en cuanto tenga oportunidad, por supuesto, y esperaré ansiosa la traducción del tercero porque, incluso en este que no me gustó demasiado... Kristan sigue siendo droga de la buena.


Serie Gideon's Cove, de Kristan Higgins


1. Tirando del anzuelo (2012, ACTUALIZACIÓN Leído en marzo de 2020: Opinión en GoodReads)


3. Somebody to Love (2013, de momento, solo disponible en inglés)

Serie Cambry-on-Hudson

Para mí, aquí está lo mejor de la narrativa de Kristan. Si supieras... fue el primer libro suyo que leí y me fascinó. Después, seguí por el segundo de la serie... y lo mismo. En este caso, la serie se justifica porque los personajes de los dos libros viven en el mismo pueblo, uno de esos pueblecitos cercanos a Nueva York llenos de encanto. No hay relación entre ellos más que de pasada, así que se puede leer en cualquier orden.


Serie Carry-on-Hudson, de Kristan Higgins

Lo que más me gusta de esta serie es que, a pesar de que siguen siendo novelas románticas por temática, tienen ese tono de la novela sentimental que tanto me gusta. Y muchas otras preocupaciones en las protagonistas que enamorarse. Son historias de amor, sí, pero también de pérdida, de familia, de amistad, de búsqueda de un nuevo comienzo... Además, en el caso de las dos que he leído, coinciden en que las protagonistas son dos parejas de hermanas que deben apoyarse para atravesar juntas momentos difíciles... y bonitos. Si tuviera que recomendar solo una novela de Kristan (espero que nadie sea tan cruel como para pedirme eso), sería Si supieras...



Autoconclusivas

Las novelas autoconclusivas suelen ser mis favoritas, no en esta autora, sino en general. Y en las autoconclusivas de Kristan hay un poco de todo, aunque la mayoría lo recomiendo con los ojos cerrados. Os las cuento una por una:

- Solo los locos se enamoran (2011): no es mi favorita, pero me lo pasé muy bien leyéndola. Una historia cliché de chica que se reencuentra con el chico del que estaba enamorada en el instituto... y pasan cosas. Hasta ahí puedo leer. No me gustó esa imagen de las mujeres como locas acechadoras de tíos buenos que siempre transmite un poco en sus novelas, pero que aquí... se le fue un poco la mano.


Solo los locos se enamoran

- Para mí, el único (2011): esta es la historia de un matrimonio divorciado que se reencuentra en una boda, así que... de nuevo un poco tópico. Pero me gustó. Mucho. Sobre todo por una nómina de secundarios divertidísimos. No sé cómo lo consiguió esta novela, pero logró que me riera a carcajadas en una página y soltara la lagrimita en la siguiente.


Para mí, el único

- Hasta que llegaste (2011): chico malo que regresa al pueblo y se encuentra con la chica buena, que siempre había estado enamorada de él y a la que no prestaba atención en la adolescencia. Sí, sé cómo suena. Pero lo bien que me lo pasé leyendo solo lo sé yo.


Hasta que llegaste

- Solo un chico más (2012): una de las que más me gustó. Porque se aleja un poco de los clichés de otras novelas, especialmente en la trama de los padres de la protagonista, que me encantó cómo la resuelve. En cuanto a la trama principal, es la historia de una chica criada entre chicos, algo masculina, y enamorada desde siempre del mejor amigo de sus hermanos. Clichés al poder, sí... pero cómo la gocé.



- Ahora que lo dices (2017): en esta novela se ve muy clara la evolución de Kristan de la que hablaba antes. De hecho, hasta la última página era, después de Si supieras..., mi favorita suya. En la última página pasa algo que para mí estropea toda la trama, porque deja sin resolver algo importante y se carga todo hilo argumental de la historia. Pero la narrativa es mejor que en ninguna de sus otras novelas y la historia entre los protagonistas es la más original e interesante, aparte de que la protagonista es un personaje con matices, no una especie de loca obsesionada con casarse, que pasa en demasiadas de las suyas. Una pena lo del final, porque de verdad que me estaba pareciendo una muy buena novela.


Ahora que lo dices

- Demasiado bueno para ser verdad (2012, no lo he leído aún)


Demasiado bueno para ser verdad

- Todo lo que siempre quiso (2014, no lo he leído aún)


Todo lo que siempre quiso

- Good Luck With That (2018, de momento, solo disponible en inglés)


Good Luck With That

- Life and Other Inconveniences (2019, de momento, solo disponible en inglés)


Life and Other Inconveniences

En resumen, tengo muy claro por qué me gusta Kristan. Porque incluso sus defectos quedan eclipsados por ese tono cercano a la parodia que hace que nunca tengas muy claro si va en serio o no. Porque me hace reír, cosa que jamás consiguen las novelas catalogadas como comedias románticas. Porque todas sus novelas se cierran con la sensación de haber tenido unas cuantas horas de disfrute lector y desconexión con la realidad. Y porque me gusta mucho su evolución, de novelas muy cliché a historias más trabajadas y originales. Lo único que no consigo superar son esas portadas con perros que... puede que formen parte de esa parodia de la que hablaba antes porque, si van en serio, madre mía de mi vida...

¿Qué me contáis? ¿La habéis leído? ¿La consideráis tan droga como yo?

  • Compartir:

Puede que te interese...

1 comentarios

  1. No puede ser que no te gusten sus portadas 🤣 bueno para los gustos los colores, pero una de las cosas que más me gusta de ella son sus portadas con perritos y hay uno con gatito. Ella es "Pet lover" por eso siempre hay mascotas en sus historias y sus portadas. Yo también la amo y solo quiero aprender bien el Inglés para poder disfrutar mas de sus historias.

    ResponderEliminar