jueves, 23 de marzo de 2017

Los narradores en la novela romántica: ¿primera o tercera persona? ¿Presente o pasado?

Los narradores en la novela romántica: ¿primera o tercera persona? ¿Presente o pasado?

Hacía mucho que no me pasaba por aquí para hablar de cuestiones puramente literarias... y ya me iba apeteciendo. En las últimas semanas, he estado un poco desquiciada planteándome mi próximo proyecto, después de acabar una novela en la que me he dejado muchas emociones (os hablé de ella en esta entrada) y de la que espero daros más noticias en algún momento. La verdad es que siempre tengo varios proyectos en mente, pero esta vez me costó decidirme por uno en concreto. En realidad, tengo tres empezados, aunque al fin me he dado el empujón para dedicarle más tiempo a uno que a los otros dos. El caso es que, reflexionando un día sobre por qué me parecían proyectos tan diferentes entre sí y que me iban a suponer un trabajo y una implicación tan distinta... me di cuenta del quid de la cuestión: el narrador. Me explico:

jueves, 16 de marzo de 2017

Buscando en el baúl de los recuerdos: mi primera novela, reeditada y a 0,99

Buscando en el baúl de los recuerdos: mi primera novela, reeditada y a 0,99

¡Hola a todos!

No os podéis imaginar la ilusión que me hace lo que tengo que contaros hoy. En las últimas semanas, tomé la decisión de bucear un poco en el baúl de mis recuerdos literarios, y echar un vistazo a aquellas primeras novelas con las que empezó mi carrera en esta profesión tan loca. Y he querido hacer algo especial con ellas. ¿Por qué? Ahora mismo os lo cuento.

Cuando empecé a escribir, había un montón de materias de las que tenía unos conocimientos limitados. Tenía oxidados los conocimientos de corrección, tenía una idea bastante limitada de maquetación, no tenía ni idea de cómo hacer una buena portada... Me he pasado los dos últimos años estudiando y leyendo mucho, trabajando en la edición de mis novelas posteriores y las de otras autoras, así que... decidí aplicar lo aprendido a mis primeras novelas, empezando por Pecado, penitencia y expiación.

jueves, 9 de marzo de 2017

Dos años escribiendo, el Día de la Mujer y tres palabras en un tatuaje

Dos años escribiendo, el Día de la Mujer y tres palabras en un tatuaje

Confesión: soy una friki de las fechas. Da igual que sea la menos crédula del mundo, la que más odia las supersticiones y que huya de las tradiciones como de la peste. Mi cerebro tiene la horrorosa capacidad de retener todo tipo de fechas, y mi punto friki sale a relucir cuando las celebro a mi (siempre extraña) manera. Y de todas las fechas favoritas que hay en mi vida, pocas son tan importantes y emocionantes para mí como el ocho de marzo.

Hay algo sobre el ocho de marzo que todo el mundo sabe: que es el Día Internacional de la Mujer. Quizá ese era el único día en que yo, que creo que ya era feminista antes siquiera de saber lo que significaba eso, podía darle el vuelco a mi vida que ahora sé que siempre estuve esperando. Ayer hizo dos años que decidí dedicarme a esto. El año pasado, cuando celebraba mi primer cumpleaños como escritora, ya conté cómo ocurrió.

jueves, 2 de marzo de 2017

Los escenarios reales de la Saga Destino | Parte 1: Cracovia y Praga

Los escenarios reales de la Saga Destino | Parte 1: Cracovia y Praga

¡Hola a todos!

Hace unos días os comentaba en este blog que estaba deseando contaros la historia detrás de la historia de la Saga Destino. Supongo que, si habéis leído o sabéis de qué va Viajando hacia mi destino, ya os habréis enterado de que el viaje que lleva a Diego y a Lucía de aventura en aventura está basado en un viaje real que hice yo (he sido muy pesada y lo he contado ya mil veces).

En los últimos días, varias lectoras me han enviado mensajes preguntándome por los escenarios reales que se esconden en esa historia. Ese restaurante en el que compartieron su primer beso, esa plaza en la que se cogieron de la mano, ese hotel en el que... bueno, eso que se hace en los hoteles cuando viajas en buena compañía. Así que me he decidido a contarlo. A escribir esta entrada a medio camino entre la guía de viaje y las bambalinas de la escritura de una novela.

jueves, 23 de febrero de 2017

Diego lo sabía: el último capítulo de su historia con Lucía no estaba escrito. Aquí está «Decidiendo mi destino».

Diego lo sabía: el último capítulo de su historia con Lucía no estaba escrito. Aquí está «Decidiendo mi destino».

Hoy no me voy a enrollar mucho. Solo me paso por aquí para contaros algo que, si me seguís habitualmente, probablemente ya sepáis. Si habéis leído Viajando hacia mi destino, sabréis que, como siempre dijo Diego, el último capítulo de su historia con Lucía no podía estar escrito. No hasta que fueran felices. Y... aquí está su oportunidad para serlo. Decidiendo mi destino está ya a la venta. Aquí abajo os dejo la sinopsis, aunque mi consejo es que no la leáis si no habéis conocido aún la primera parte. Avisados quedáis.

jueves, 16 de febrero de 2017

Unas cuantas cuestiones sobre la novela romántica LGTB (y un adelanto de mi próximo proyecto literario)

Unas cuantas cuestiones sobre la novela romántica LGTB (y un adelanto de mi próximo proyecto literario)

Me muero de ganas de contaros un montón de secretos sobre la Saga Destino. De hecho, tengo a medio escribir unas cuantas entradas sobre la historia detrás de la historia de esas dos novelas, Viajando hacia mi destino y Decidiendo mi destino. Pero vivo con pánico a desvelarle a alguien un spoiler, así que esperaré, al menos, a que esté publicado el segundo libro. A partir de ahí, os vais a hartar de escuchar anécdotas sobre la saga 😏. Mientras tanto, os voy a hablar de un tema que me trae completamente loca en los últimos tiempos: la literatura LGTB, gay, homoerótica o como le queráis llamar (que de eso, de la denominación, también os hablaré hoy).

jueves, 9 de febrero de 2017

Así me organizo para escribir cuatro novelas al año (o más) y tener una vida

Así me organizo para escribir cuatro novelas al año (o más) y tener una vida

La entrada de hoy me da un poco de vergüencita. Más que nada, porque no me considero ninguna gurú de la planificación. Pero es cierto que muchas muchas veces en los últimos tiempos, me he encontrado con que alguien me preguntaba cómo me lo montaba para publicar más o menos cuatro novelas al año, además de tener otros trabajos y, bueno, algo parecido a una vida. Cuando digo cuatro novelas al año (que no es que sea una cifra exacta, pero más o menos van por ahí los tiros), hablo de novelas en serio. O sea, con su trama, su construcción de personajes y sus (muchas) fases de corrección. Y sí, cuatro novelas de estas al año es una cifra bastante brutal. Así que hoy voy a explicar mi planificación mental, que no sé yo si es gran cosa, pero a lo mejor algunos trucos os sirven para algo.


jueves, 2 de febrero de 2017

Hoy es el día: ya está aquí «Viajando hacia mi destino»

Hoy es el día: ya está aquí «Viajando hacia mi destino»

Os lo anunciaba hace dos semanas. Que la saga Destino sería mi regreso a la romántica adulta. Que Viajando hacia mi destino sería el primer libro de la saga. Y que se publicaría el 2 de febrero. Hoy... es 2 de febrero. Veis por dónde voy, ¿no? 😊😊

Viajando hacia mi destino ya está a la venta, en ebook y papel. (también podéis encontrarlo gratis a través de Kindle Unlimited). Os dejo la sinopsis por aquí para ir abriendo boca:

jueves, 26 de enero de 2017

¿Y si leer mucho nos convierte en malos lectores?

¿Y si leer mucho nos convierte en malos lectores?

Ahí va una confesión: soy una persona compulsiva. MUY compulsiva. A ratos, daría mi mano derecha por poder cambiar eso, y, a ratos, estoy encantada de ser así. Os voy a poner un ejemplo de mi trastorno mental: hace algunos días me di cuenta de que trabajo mucho mejor si tengo algo en la tele de fondo que si estoy solo concentrada en el ordenador (no me preguntéis por qué es así, pero, en serio, lo es). Desde entonces, en más o menos diez días, me he visto enteras las dos temporadas de Narcos, las tres de The Fall, la primera de Outlander, la primera de Sucesor designado y voy en estos momentos por la cuarta de Sons of Anarchy. En. Diez. Putos. Días. ¿Necesitáis alguna prueba más de que soy una persona un poquito enferma?