Escritores de los que me leería hasta la lista de la compra (II): David Nicholls

Escrito por Abril Camino - 20 junio

Escritores de los que me leería hasta la lista de la compra (II): David Nicholls

Sigo con la serie de entradas dedicadas a mis autores contemporáneos favoritos, con el que creo que será el único escritor (en masculino) que se colará en el top. Y aunque hay algunas autoras sobre las que estoy deseando escribir, tengo sobre la mesilla algunos libros de ellas y prefiero leerlas para escribir sus entradas correspondientes con un poco más de fundamento. Así que le toca el turno a David Nicholls, porque de él sí me he leído todo lo que está disponible en castellano. Y tengo mucho que contar sobre él.


Si el mes pasado decía que, para mí, Kristin Hannah es la reina actual del drama, David Nicholls lo sería del humor. Ojo, no digo «de la comedia», porque hay temas (y momentos) realmente tristes en sus novelas, pero es el tono que le da a la narración el que marca la diferencia. Si hay una cualidad literaria que envidio de los autores que la tienen, es la capacidad para contar una historia dramática haciendo reír. Me fascina. Y eso es lo que encontré en Nicholls, especialmente en una de sus novelas.

Solo tiene tres novelas publicadas en español. La conocidísima es Siempre el mismo día, en la que se basa la película del mismo nombre, que casi todos hemos visto. Pero mi favorita no es esa, sino Nosotros, una auténtica maravilla de la que ahora os cuento un poco más. También he leído la tercera, No hay más preguntas. Y espero ansiosa la traducción de las dos que faltan: The Understudy (una novela antigua) y Sweet Sorrow (el que será su próximo lanzamiento, disponible en el mercado anglosajón el mes que viene). Os cuento qué me han parecido las tres que he leído, en el orden en que lo hice (el año de publicación lo dejo entre paréntesis):

Siempre el mismo día (2009)


Esta novela es una maravilla. Así, sin más. Una preciosidad con una premisa original y un desarrollo y un estilo que enamora. Estaría, sin ninguna duda, en el top de mis novelas favoritas de toda mi vida... si no fuera porque la leí después de ver la película. No sabéis cuánto me arrepiento.

Siempre el mismo día nos presenta a Emma y Dexter el día que se conocen, un 15 de julio de finales de los ochenta, cuando se gradúan en la Universidad de Edimburgo. A partir de ahí, vamos aproximándonos a sus vidas a través de... siempre el mismo día. El 15 de julio de los años siguientes, en una historia que acaba cubriendo toda una vida.

Siempre el mismo día, de David Nicholls

A lo largo de los veinte años siguientes, los veremos como amigos, como algo más, como algo menos, los veremos enamorarse (entre ellos y de otros), cometer errores, conformarse con una vida que no les gusta, aspirar a más, enfadarse, reconciliarse, alejarse y quererse. Y no puedo contar más porque sería un spoiler que os arruinaría la novela tanto como lo hizo conmigo la película.

De todos modos, leerla fue una maravilla. Aunque supiera lo que iba a pasar. Aunque me dieran ganas de entrar en las páginas para decirles que tuvieran cuidado, que se estaban equivocando en algunas cosas, que otras eran preciosas pero acabarían doliendo... No puedo recomendarla más. Y sobre todo, si no habéis visto la película, ¡no lo hagáis! Leed antes la novela. Confiad en mí.

Nosotros (2014)


Nosotros sí es mi novela favorita de Nicholls. Una jodida joya del humor inglés. Una novela que cayó en mis manos porque quería más del autor de Siempre el mismo día y porque estaba tirada de precio en Amazon (sigue estándolo, 6,55 € en tapa dura). Y qué decisión tan buena fue lanzarme a sus páginas.

Nosotros, de David Nicholls

El tema de la novela es triste. Es la historia de un matrimonio que se acaba. Una pareja de mediana edad con un hijo adolescente, con una relación especialmente complicada con su padre, que es el narrador de la novela. Se lee el desespero en sus palabras, por lo rota que está la relación con su mujer y lo difícil que ve la que tiene con su hijo. Y, sin embargo, es difícil evitar la carcajada al leer. ¿Por qué? Porque la literatura es magia. No se me ocurre otra explicación.

Con tener un mínimo sentido del humor, Nosotros te hará reír. Si, además, te gusta el humor inglés (como me pasa a mí)... creo que es una recomendación sobre seguro. Quizá lo mejor que puedo decir sobre esta novela es que es una prueba de que, incluso en las condiciones más duras, el humor es la mejor tabla de salvación.

No hay más preguntas (2003)


No hay más preguntas fue la primera novela de David Nicholls, y creo que eso se nota. Todo ese humor que me enamoró en Nosotros se vislumbra ya en esta ópera prima, pero le falta aún un poco de solvencia en la trama. Con esto no digo que sea una mala novela, ni muchísimo menos. Es una joyita con la que reír a carcajadas (ni os imagináis lo difícil que es que un libro me haga reír, por eso valoro tantísimo a este autor, entre otras cosas).

Toda la trama de No hay más preguntas se articula alrededor de un concurso de televisión de cultura general y la intención de su protagonista, Brian, de participar en él. Todo ello durante su primer año de universidad, con todas las primeras experiencias que eso conlleva, con el sabor de la independencia, las nuevas amistades, la inseguridad, las dudas sobre el futuro... 

No hay más preguntas, de David Nicholls

La clave de por qué me gustó tanto la novela está en que el protagonista se presenta a sí mismo como un auténtico perdedor (algo que también aparece en Nosotros y que parece ser una faceta que el autor domina a las mil maravillas). Y en su derrotismo y su falta de seguridad en sí mismo está precisamente el humor, porque sus fracasos cotidianos los cuenta en un tono que es imposible que no te saque una carcajada. De nuevo, humor inglés al poder.

Con solo tres novelas David Nicholls se ha ganado un sitio para siempre en mi ranking de autores favoritos. Con historias muy diferentes, porque Siempre el mismo día está a años luz de las otras dos, tanto en tema como en tono. Pero con la característica común de que en el momento en que un libro suyo cae en tus manos... a ver quién es el valiente que es capaz de soltarlo.

Seguiré hablándoos en los próximos meses de otros autores (autoras, en realidad) que me tienen enamorada. Pero para empezar, creo que os he dejado dos opciones lectoras bastante guays. Si queréis llorar, tenéis a Kristin. Si queréis reír, tenéis a David. ¿Qué me contáis? ¿A vosotros también os han atrapado las novelas de Nicholls?

  • Compartir:

Puede que te interese...

2 comentarios

  1. "Siempre el mismo día" es uno de mis libros favoritos y justamente lo estoy releyendo con una amiga en inglés. "Nosotros" lleva mucho tiempo en mi estantería y quiero leerlo pronto.
    Gracias por esta entrada! Me ha gustado muchísimo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate con él :) Creo que no te arrepentirás. ¡Y muchas gracias por pasarte!

      Eliminar