jueves, 24 de noviembre de 2016

Entrevistas a autoras románticas | Hoy hablamos con... Saray García

Entrevistas a autoras románticas | Hoy hablamos con... Saray García


¡Hola a todos!

Hoy toca una entrevista muy especial. Primero, porque es la última del año. En diciembre, dedicaré la última entrada del año a despedirme del 2016 y esas cosas tan originales que seguro que no se le han ocurrido a nadie que tenga un blog. En fin... Pero también es especial porque Saray es, además de una escritora top, una buena amiga. Y una mártir de la causa de la novela romántica, que lleva como un mes entregada a ayudarme a desatascar una novela que, si no me cuesta la vida antes, verá la luz algún día. Vamos a conocerla un poco mejor.

Saray García


Saray es pucelana de nacimiento, leonesa de corazón y valenciana por elección. Compagina su doctorado en Química con su válvula de escape, la escritura. Y de su pasión por la escritura surgieron sus dos libros publicados, la bilogía Antes de conocerme / Después de encontrarme. Y, ¡ay!, qué libros. Si no los habéis leído, os doy permiso para dejar entrevista para otro momento y lanzaros a por ellos. Novela romántica contemporánea de la buena. De la muy buena.


Bilogía de Lucía, de Saray García

Saray, lectora

1. Un libro que cambió tu vida:
Voy a confesar: la Saray pre-adolescente odiaba la lectura. A mí lo que me gustaba era jugar, y el hecho de que en clase me obligasen a leer obras soporíferas no lo mejoraba, claro. Hasta que mi prima (Hola, Lau, tú tienes mucha culpa de casi todas mis buenas decisiones) y mi hermano empezaron a hablar de unos libros que a ellos les habían mandado leer y que les habían gustado mucho, y yo, que lo único que quería era ser tan genial como los mayores, ese verano me leí El príncipe de la niebla y Rebeldes. Todavía recuerdo la increíble sensación de olvidarme de todo y todos durante horas por estar enganchada a las letras. Esos libros fueron un antes y un después para mi percepción de la lectura.


El príncipe de la niebla

2. Y uno que podrías releer y releer sin cansarte jamás de él:
No soy muy fan de releer, pero de vez en cuando, sobre todo cuando no puedo dormir, me gusta volver a las páginas de Intranerso, porque hay cosas que a veces necesito que me recuerden, y ese libro fue lo último que leí antes de empezar a escribir Antes de conocerme.

Intranerso

3. El libro con el que más has llorado:
Pufff, soy la mujer drama. Lloro con los anuncios en Navidad cuando son un poco intensos, así que puedes hacerte una idea… Por eso, a pesar de tenerlo en la estantería llamándome a lo sirena, todavía no he leído Yo antes de ti. Me va a dejar hecha mierda, y no sé si estoy preparada… Que recuerde como algo especial, Sigue lloviendo, de Alice Kellen. Fue lo primero que leí de ella, y madre mía, me devastó por dentro. Para mí es sencillamente espectacular. Por razones distintas, Los besos no se gastan, de Raquel Martos, por el mensaje que la persona que me lo regaló quería que interiorizase. Basta decir que ahora llevo el título tatuado.


Sigue lloviendo

4. Y con el que más te has reído: 
Soy exagerada para todo, río tanto como lloro, así que casi todas las situaciones locas o vergonzosas me hacen reír cosa mala. Recuerdo carcajadas con la trilogía de Becca, de Lena Valenti, pero creo que con el libro que más he reído ha sido con un manual de uso e instalación de un programa para el trabajo, pero risa histérica de «¡¡Pero qué mierda me estás contando y en qué momento te has creído que iba a saber de qué cojones me hablas!!». Fatal.


5. Un poco de maldad: dime un libro que no fuiste capaz de soportar.
Siempre he tenido claro que, ni todos los libros son para todas las personas, ni todos los momentos son buenos para leer un libro, y definitivamente la saga Pídeme lo que quieras, de Megan Maxwell, no era para mí.

6. Un protagonista de novela romántica del que te podrías enamorar en la vida real:
De casi todos los que no son hombres de las cavernas envueltitos (o no) en un traje (y si es hecho a medida y/o viene con plus de macho alfa me doy la vuelta y echo a correr). Lo cierto es que me suelo meter mucho en las historias, caigo rendidita a los pies de los protagonistas bien construidos, y pagaría porque Luca Ferrer apareciese un día en el mismo bar que yo dispuesto a disimular por mí… (suspiritos soñadores con caída de pestañas, cara apoyada sobre una mano, y arcoíris y unicornios flotando de fondo).

Saga Daniela

7. Y uno al que te encantaría pegarle una patada en las pelotas narices:
A los hombres de las cavernas en general cuya palabra favorita es «mía», y a Hardin Scott (me uno al club) en particular. Claro que a ella, a Tessa, le daba hostias hasta que me sangrasen las manos, así que, en resumen, a aquellos personajes que conducen/consienten relaciones tóxicas. Nooooo, no es amorrr, lo que tú sientesssss se llama obsesiónnnnn (Romeo Santos la entona mucho mejor que yo, te lo aseguro).

8. ¿Qué libro te dejó la peor resaca lectora de tu vida? 
Recuerdo en especial haberlo pasado fatal al terminar la bilogía de Universo Silvia, de Elísabet Benavent, y la de Daniela, de Neïra. Sentí tantas emociones con ellas que cuando los acabé pensé: «lea lo que lea ahora, no voy a ser capaz de valorarlo porque en mi corazón ahora no hay sitio para más».

9. ¿Qué defecto te hace abandonar una novela sin remordimientos?
Reconozco que suelo acabar los libros, aunque me cueste horrores y lo prolongue hasta el infinito, pero hay cosas que me cabrean mucho, y la principal es la sensación de que me están tomando el pelo. Si quieres respeto como escritor, respeta a los lectores, y eso implica tomarte en serio y trabajar lo que publicas (o asegurarte de que tu editorial lo haga con la parte que les corresponde). Todos cometemos errores, yo muchos más de los que me gustaría, pero cuando un trama está trabajada, se ha buscado que los personajes sean reales y tengan cierta profundidad, y la edición se ha cuidado, SE NOTA.

10. ¿Qué libro tienes ahora mismo en la mesilla?
Mi chica revolucionaria, de Diego Ojeda. Lleva ahí un tiempo, pero no lo he empezado. Por nada en particular, solo que no encuentro «su momento».


Mi chica revolucionaria

Saray, escritora

1. Háblame un poco de tu último proyecto literario:
La bilogía Lucía es mi única publicación por el momento, y me gusta pensar que no es solo una historia de amor, que la amistad y la familia tienen un peso fundamental en la trama (o eso es lo que he pretendido transmitir). Antes de conocerme y Después de encontrarme narran cómo se enfrenta Lucía al amor, pero también al desamor; a las elecciones que no siempre hacemos de la mejor manera; a buscar su sitio en el mundo y no olvidarse de quién es por el camino; a ser niña (a veces niñata) siempre que puede y más veces de las que debería; a madurar y tomar las riendas cuando el mundo se desmorona a su alrededor; a dar hasta quedarse vacía pero recibir hasta explotar… Una historia con la que he pretendido sacar sonrisas, pero que no puedo prometer que no haga llorar.

2. Lo mejor y lo peor que te ha pasado como escritora:
Lo mejor sin duda darme cuenta de que la gente que es importante para mí lo ha vivido como algo suyo, dándome un apoyo incondicional cuando ni yo tenía fe en ello. Por descontado la gente que he ido conociendo por el camino, muchos nombres que por suerte ahora forman parte de mi vida, y que me han ayudado (y siguen haciéndolo) a muchos niveles. Lo peor, enfrentarme a juicios para los que no estaba preparada. No por opiniones negativas (tenía claro que las habría, y bien enfocadas son de gran ayuda), sino porque no concibo que alguien pueda sacar algo en claro de ser hiriente o despectivo. Y corregir. CORREGIR APESTA.

3. ¿A qué personaje de otro autor te gustaría introducir en una de tus novelas?
Pues nunca me lo había planteado, la verdad. No sé si sería muy efectivo, porque seguro que se me acababa yendo de las manos… Puede que sea una bonita manera de rendir mi homenaje a algunos personajes que me han dejado huella… (lo que escuchas son los engranajes de mi cerebro maquinando)

4. ¿Me recomiendas cinco escritoras de romántica?
Segunda confesión: soy relativamente una novata en lectura romántica, pero Neïra, Alice Kellen, una tal Abril Camino, que puede que te suene ;-), Elisabet Benavent o Susan Elizabeth Phillips serían mis apuestas seguras. Sus novelas tienen todo lo que me gusta; historias bien narradas y que te hacen vivirlas de verdad y con intensidad; un estilo propio y cuidado… Hay mucho talento abriéndose camino con trabajos de calidad.

5. Háblame de tu rutina de escritura (¿De noche o de día? ¿En un lugar fijo o donde te pilla? ¿Con ordenador o boli y cuaderno? ¿Alguna droga (legal o ilegal) imprescindible? ¿Música?)
Soy el caos hecho persona. Intento tener rutinas, porque reconozco que mi vida funciona mucho mejor con ellas, pero a la hora de escribir no puedo imponerme nada, porque me nace cuando me nace. Soy más nocturna que diurna, eso sí, y acabo de hacerme un despachito para sentir que tengo «mi lugar para soñar», lo de trabajar es secundario. Escribo siempre con ordenador, pero allá donde esté tengo una libreta a mano o el móvil para escribir notas y grabar audios, porque se me suelen ocurrir cosas cuando menos me lo espero, la mitad de las veces cuando estoy en la cama o rodeada de amigos (con ellos luego no entiendo un carajo de lo que he apuntado, pero…) y tengo que anotarlo todo aunque al final acabe por no usarlo. En cuanto a la música: es parte de mí, no es un secreto (la historia de Lucía está plagada de canciones) así que la uso como inspiración continuamente. Por lo demás, solo asegurarme de tener agua o infusiones cerca.

Rutina de escritura


6. ¿Con qué autor te gustaría escribir un proyecto a cuatro manos?
Siendo sincera, no creo que nadie fuera capaz de soportarme… jajajaj. Soy terca como una mula, y si a veces no me aguanto ni yo y no me pongo de acuerdo conmigo misma, imagínate someter a alguien a mis cabezonerías (y si no que se lo pregunten a mi hermano y lo bien que lo pasó con el diseño y maquetación de Lucía… ¡tiene ganado el cielo!). Ahora en serio, me parece algo realmente complicado, pero puestos a elegir, con Neïra, porque aparte de que podría aprender mucho y tenemos una telepatía un poco preocupante que nos hace ver las cosas de forma muy similar, creo que sería tannnn divertido… De hecho, ahí está La escritora y el (piiiiii) tomando forma día a día… ¡Es broma! Que no cunda el pánico. (Es broma que sea un proyecto literario serio, pero anda que no nos da de sí la chorrada… jajajajja).

7. ¿Qué consejo le darías a un autor que empieza?
Sé tú mismo y no escribas nada con lo que no te sientas satisfecho y cómodo, pero por muy bien que te salga, no peques de arrogante. SIEMPRE hay mucho que aprender, mucho en lo que mejorar; lee mucho, de cualquier género; busca ayuda cuando la necesites; explora tus límites y expándelos, y los días que todo se vuelva un poco negro, recuerda lo bonito que se siente el resto del tiempo.

Tiempo, esfuerzo y trabajo

8. ¿Qué libro te habría gustado escribir?
La Biblia, sin duda. Absolutamente todo el mundo la conoce y hasta hay hoteles que la tienen de serie en sus habitaciones. Eso es buen marketing y lo demás tonterías.

Ahora sin coñas, creo que La sombra del viento. Me fascinó desde la primera página, y muchas de sus frases se han hecho parte de mi vida. La prosa de Zafón es algo que me maravilla.

9. ¿Cuál es tu récord de palabras/horas escritas del tirón?
No tengo ni idea. No suelo fijarme en lo de las palabras porque me agobio y empiezo a pensar que soy una rollera y que si cuento lo que quiero contar eso va a acabar siendo el libro gordo de Petete. En horas alrededor de unas 12, cada fin de semana, porque obviamente a diario con el trabajo no puedo dedicar ese tiempo a escribir. Cuando me pongo suelo perder la noción del tiempo y se me olvida comer y todo lo humanamente vital salvo respirar.

Récord de palabras

10. ¿Me adelantas algo de tu próximo proyecto?
Bien, La escritora y el (piiiii) trata de… jajajjaja. Siendo sincera (y porque esto lo va a leer mi madre y no quiero morir joven) ahora mismo SOLO (en mayúsculas, ma, porque es verdad de la buena) escribo capítulos de mi tesis, y dudo que nadie vaya a estar interesado en ella. Peroooo, tengo una libreta llenita de escenas, frases y situaciones, dos tableros de Pinterest titulados Él y Ella respectivamente y una lista de canciones en Spotify que no me dejan vivir, que me atosigan día y noche para que los deje salir a la luz y contar su historia de una vez. Él con sus tatuajes y su cara de intensito… Ella tan desengañada, tan… frágil/irrompible. Demasiado en el aire como para contar más, pero en mi cabeza ya es muy real, todo sea que luego no cuaje…



¡Muchas gracias, Saray! Por todo: por aguantar este interrogatorio vil y despiadado, por mencionarme entre las autoras que recomiendas (no sabía que te drogabas, suerte con la desintoxicación 😆) y, sobre todo, por toda tu ayuda en los últimos tiempos con mis locuras de escritora intensita. Yo creo que es el momento de que hagamos ya el club de escritoras que van a agredir a Hardin Scott, ¿no crees?

Y, a vosotros, pacientes lectores, os espero ya en 2017 con más entrevistas. ¡Muchas gracias por estar aquí un jueves más! 😗😗😗😗 (Sí, Blogger me ha puesto emoticonos; os vais a hartar).

¿Quieres suscribirte a mi lista de correo? ¡Recibirás contenidos extra exclusivos!





3 comentarios:

  1. ¡Gracias a ti! Me ha encantado hacerla, y por descontado que me lo paso pipa con tus locuras de escritora intensita, ya te tocará sufrir a ti jujujuju (notese que es risa con mensaje de maldad incluido... jajajaj). ¡Manuscritos a mí! Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Besos a las dos, y gracias Abril por la entrevista, asi podemos conocer un poco mejor a Saray

    ResponderEliminar