jueves, 7 de septiembre de 2017

Con todos vosotros, «Te quise como si fuera posible», mi nueva novela

Con todos vosotros, «Te quise como si fuera posible», mi nueva novela

No sé muy bien cómo empezar esta entrada. Quizá pidiéndoos perdón por el abandono flagrante de este verano, en el que me prometí escribir una entrada al menos cada dos jueves y fracasé estrepitosamente en la tarea. La excusa, al menos, es convincente: estaba muy ocupada ultimando el lanzamiento de mi próxima novela, la que será la duodécima de mi carrera, y puede que la más especial de mi vida. Aunque he ido adelantando cositas en mis redes sociales, hoy al fin puedo hablaros de ella con todos los detalles. ¿Preparados para conocer a Lennon y a Daniel?

Confesión: me da muchísimo pudor escribir entradas promocionales de mis novelas. De verdad que admiro a muchas autoras a las que sigo y que siempre hablan de sus trabajos venideros como la octava maravilla del mundo, pero yo soy incapaz. Me gusta lo que hago, de verdad que me encanta, pero me cuesta venderlo, tal vez porque en parte soy un poco egoísta y algunas novelas me gustaría que se quedaran solo para mí durante un tiempo. Ese es el caso de Te quise como si fuera posible.



Hace algunos meses os hablé en el blog de algunas cuestiones sobre novela romántica LGTB, y os adelanté que mi siguiente trabajo tendría como protagonistas a dos chicos. Mentí. Bueno, en aquel momento creía que sería mi «siguiente trabajo», pero se colaron por el medio Tyler y Holly y Como te veo yo se adelantó a Lennon y a Daniel en mi calendario de publicaciones. Ellos andaban embarcados en una experiencia de publicación diferente a la habitual que no salió bien y tardaron algún tiempo en volver a mis manos.

Ahora... ya son todos míos. Y muy pronto, serán todos vuestros. Así que vamos a empezar con lo que supongo que os interesará: sinopsis, portada, fecha de publicación y demás. Vamos allá. 

Si me seguís en Facebook, Twitter o Instagram, puede que ya hayáis visto la portada de Te quise como si fuera posible. Lo que no os podéis imaginar son los desvelos y la cantidad de horas dándole vueltas que tiene detrás. Tenía muy claro que no quería un buenorro con torso desnudo en la portada, un recurso muy habitual en las novelas LGTB y que, en el caso de la historia de Lennon y Daniel, me parecía que no tenía nada que ver con la historia que cuentan. Busqué muchas, muchísimas imágenes, hasta que di con esta, en la que curiosamente sale un chico con el torso desnudo (el karma haciendo de las suyas), aunque no en plan buenorro, gracias a Dios. En cuanto vi la foto, identifiqué a ese chico con Lennon, así que supe que tenía que ser esa imagen. Además, nunca había tenido una portada en blanco y negro y me apetecía. Del resto, la composición de las letras y demás, se encargó mi buena amiga Alice Kellen, que tiene un montón de talento también para esto.



Ya he dicho varias veces que la historia de Lennon y Daniel es la más especial de mi vida. No sé explicaros por qué. Quizá porque fue una salida radical de la zona de confort, de ese «chico conoce chica» que siempre me ha resultado muy cómodo. Quizá porque es, con mucha diferencia, la novela mía que más ha gustado a mis lectoras cero, esas santas mujeres que leen con paciencia todo lo que escribo y que me ayudan a mejorar. O, quizá, simplemente, porque me enamoré de ellos y de sus vivencias, de sus personalidades, tan diferentes pero tan compatibles, de sus dificultades y de su forma de afrontarlas. De sus errores y sus aciertos. Esto es lo poco que me atrevo a adelantaros de su historia, lo que dice la sinopsis. Para conocer el resto... aún tendréis que esperar un poco.


El 21 de septiembre llegará Te quise como si fuera posible. No voy a negar que estoy muerta de miedo y que, probablemente, me pasaré el día acurrucada en un rincón no queriendo ver nada de lo que se publique en las redes sociales y, al mismo tiempo, queriendo verlo todo. Así de psicótica me ponen los días de lanzamiento. 

Pero quizá este sea distinto, no lo sé. Lennon y Daniel fueron especiales desde el primer momento en que aparecieron en mi vida, y no me han dado más que alegrías hasta ahora. Los escribí del tirón, pasándome los días deseando que llegara ese momento de la noche en que me reencontraría con su historia y la haría avanzar. No fue una historia que sufriera, que se me atascara o que me creara dudas. Me han gustado desde el principio y supongo que, por eso, estoy más tranquila y más nerviosa que nunca, todo a la vez. Tranquila porque he hecho lo más importante de todo: disfrutar del proceso. Y nerviosa por el pánico extremo a que solo me guste a mí (y a mis lectoras cero) y la gente los acabe odiando. Porque ese miedo, el de que todo el mundo odie lo que has escrito, va tan unido a esta profesión que así estamos todas de mal de la cabeza.

No me enrollo más. En los próximos días iré desvelando más detalles, de esos que me gustan tanto: el tablero de Pinterest con las imágenes que me inspiraron, el booktráiler para ponerle movimiento a su historia, las canciones que escuchan... Permaneced atentas a mis redes sociales, que quedan solo dos semanitas para que vean la luz y pienso hacer todo lo posible por que la espera se haga corta.

¡Muchas gracias, como siempre, por vuestra confianza y vuestro cariño!

Mil besos.

¿Quieres suscribirte a mi lista de correo? ¡Recibirás contenidos extra exclusivos!





No hay comentarios:

Publicar un comentario