jueves, 14 de abril de 2016

25 cosas que le diría a mi yo adolescente

25 cosas que le diría a mi yo adolescente

Los que sois asiduos a este blog sabréis que la novela romántica suele monopolizar bastante mis entradas. Al fin y al cabo, esa es mi profesión y una de mis principales aficiones. Pero, de vez en cuando, el cuerpo me pide escribir otras cosas, y hoy es uno de esos días. Así que ahí va... Mi carta abierta a mi yo adolescente:


1. Lo más importante de todo: dentro de veinte años, no serás vieja. Los (casi) treinta y seis son los nuevos veintiséis... o dieciséis... o yo qué coño sé. Pero no te atrevas a pensar que serás/seré vieja o vuelvo al pasado a darte un buen hostión.

2. Ese chaval te va a hacer daño. Da igual cuántas veces escribas su nombre en el libro de Latín, se va a portar como un mamón. Pero hay una buena noticia: no es el amor de tu vida, aunque ahora creas que sí. También hay una mala: el que sí lo sea, probablemente también se porte como un mamón.

3. No te quedes en casa para darle un último repaso a ese examen de Biología. A los treinta y seis, no tendrás ni puta idea de lo que es una mitocondria, pero lo que aprendiste al futbolín no se te olvidará fácilmente.


Juega al futbolín

4. Deberías dejar a tiempo eso de fumar solo cuando sales de fiesta. Avisada quedas. Que sales mucho, jodía.

5. No es por quitarte la ilusión, pero ningún gran empresario va a ir a contratarte a la facultad el día que te licencies aunque seas la primera de tu promoción. En el mundo de las leyendas urbanas que nos cuentan los padres, esa está ahí ahí con lo de las drogas gratis en la bebida.

6. ¿Sabes los libros que te obligan a leer en clase de Lengua? Hay vida más allá de ellos. Una vida mejor. Más divertida. Si no he hecho mal los cálculos, el año que viene a alguien se le ocurrirá publicar una historia sobre un niño mago inglés. Un consejo: no esperes a los 33 para leerlo.


Lee 'Harry Potter'

7. Los padres no siempre tienen razón, pero los tuyos tienen una jodida capacidad innata para acertar. Hazles caso... no sé... una vez al año, más o menos. Ya será un progreso.

8. (Casi) cualquier plan es mejor que quedarse en casa con una peli que ya has visto. Mueve el puto culo.

9. ¿Sabes esas amigas con las que todo el mundo te dice que perderás el contacto al acabar el colegio? Están equivocados. Tú aún no lo sabes, pero encontrártelas ha sido lo puto mejor que has hecho en tu vida.

10. Coge todos los aviones que se te pongan delante. No hay ningún lugar en el mundo que no merezca la pena conocer.


Viaja por el mundo

11. Reírte demasiado provoca arrugas. Asegúrate de tener muchas arrugas en el futuro.

12. Un trabajo fijo no es lo mejor que te puede pasar en la vida. Un trabajo que te haga feliz sí lo es.

13. No te enamores de tu mejor amigo. En serio: NO-LO-HA-GAS.

14. Los piercings y tatuajes seguirán cabreando a tu madre a los treinta y seis. Viene en el manual de madres, no hay ninguna edad a la que les vaya a parecer una idea molona.


Tatúate

15. Dentro de veinte años, sacrificarías a un unicornio virgen por tener el cuerpo que tienes ahora. En serio. Así de jodido es tu metabolismo, cielo.

16. El pelo corto no te queda bien. Cuanto antes lo sepas, menos fotos tendrás que esconder en el futuro.

17. En 2016, Extremoduro lo va a seguir petando. Y vas a seguir escuchándolo a todas horas. Pero amplía un poquito tus horizontes musicales, alma de cántaro, que no solo de Robe y Kurt Cobain vive el hombre.


18. Mételes en casa a tus padres el primer perro abandonado que te encuentres. Por mucho que amenacen, se van a ablandar. Y tú no tendrás que esperar una década para cumplir tu sueño de tener perro.

19. Aprende a cocinar. Hay una cantidad limitada de macarrones con tomate y pizza congelada que se pueden ingerir a lo largo de una vida.

20. Alerta spoiler: a los 36, serás escritora de novela romántica. Sí, lo sé, lo estás flipando.

21. Dentro de 20 años sigue gustándote Londres más que ningún otro lugar de la Tierra.

Londres

22. Levanta más la voz. Protesta. Pelea. No dejes que nadie te diga que ser rebelde es algo negativo.

23. El sexo no es malo. Ni pecado. Ni eres una zorra si te gustan cuatro a la vez ni si te enrollas con un chico que te mola en una discoteca.

24. Seguirás reuniéndote con tus amigas para ver Dirty Dancing, Top Gun y Ghost. Y seguiréis repitiendo en alto «no permitiré que nadie te arrincone» y «su ego extiende cheques que su bolsillo no puede pagar».



25. ¿Sabes qué? Olvida los 24 puntos anteriores. Vuelve a hacerlo todo igual. Deja que la vida te sorprenda. Llora tus errores. Celebra tus aciertos. Y nunca, nunca, jamás, dejes de perseguir tus sueños. Aunque todavía no sepas cuáles son. Quizá algún día los encuentres al otro lado de un teclado.


¿Quieres suscribirte a mi lista de correo? ¡Recibirás contenidos extra exclusivos!





2 comentarios:

  1. Me ha encantado la idea. Creo que debería escribir una lista como esta. A parte de reírme un montón mientras lo hago, seguro que descubriría muchas cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro de que te haya gustado! De vez en cuando viene bien ponerse al habla con quienes fuimos hace años, para no perder demasiado la perspectiva.

      Eliminar