jueves, 18 de febrero de 2016

La generosidad del lector

La generosidad del lector

Hoy vengo con un post un poquito autocompasivo, así que pido disculpas de antemano. Hasta hace unos nueve meses, aproximadamente, mi única aproximación al mundo literario había sido como lectora. Como ya he contado en otros posts, o mismamente en mi biografía en esta web, nunca me había planteado dedicarme a escribir. Pero, bueno, aquí estoy. En esto de la escritura, no hay dos bandos. No eras lectora y pasas a ser escritora. Ningún escritor deja nunca de ser un lector y, si alguno lo hace... pues vaya mierda. Si seguís mis reseñas en mi canal de YouTube, podéis ver que leo bastante más de lo que escribo. De hecho, desde que escribo, posiblemente estoy leyendo más de lo que leía antes.


¿Que por qué os cuento todo esto? Pues el motivo es muy claro. Porque quienes nos dedicamos a esto de escribir necesitamos a los que nos leéis. Es una obviedad decir que un escritor no existe sin lectores. Pero, ¿qué podemos hacer los lectores por los escritores? Pues muchas cosas.


La importancia de reseñar en Amazon

El mundo editorial ha cambiado tanto –cambia tanto cada día– que es muy difícil seguirle el ritmo. La literatura existe desde hace siglos, pero Amazon, GoodReads, Twitter, los blogs y todo ese universo paralelo que nos rodea a escritores y lectores... son casi recién nacidos. No estoy diciendo que esto sea malo. A mí me gustan los cambios. Siempre es más romántico aferrarse al libro en papel, pero yo ya no sé vivir sin mi Kindle. Nos parece bucólica la idea de un escritor frente a su máquina de escribir, desechando folios con cara de frustración, pero la realidad se acerca un poco más a esto que nos contaban hace unos meses Rebeca Rus y Anna Casanovas en Glup Glup.

Me estoy yendo del tema. Qué cosa tan rara en mí, ¿verdad? Decía antes que hay muchas cosas que un lector puede hacer por un escritor. En el mundo de hoy, quizá la más importante es votarnos en Amazon. También en GoodReads y en otras plataformas, pero sobre todo en Amazon. Nunca me ha gustado pedir votos, reseñas, etc. Muy pocas veces lo he hecho. Y tampoco es lo que pretendo con esta entrada del blog. Prefiero pensar que los votos sirven, mucho más que para cuestiones de marketing editorial, para establecer una comunicación entre el lector y el escritor. La mayoría de las críticas que he recibido desde que me embarqué en este mundo han sido constructivas. Y las críticas constructivas sirven para aprender y crecer como escritores. Eso es lo que aportan las críticas negativas y las puntuaciones bajas.


La decisión es del lector

Por el contrario, las puntuaciones altas son una parte importante de la motivación que recibimos los escritores para continuar porque... este mundillo no es fácil (aunque de ese drama hablaremos otro día). No os podéis imaginar lo que supone para mí entrar en Amazon y leer las reseñas positivas de mis novelas, no solo por ese subidón de ver que ha gustado, sino también por comprobar que algunos lectores se han tomado la molestia de perder unos minutos transmitiéndomelo. 

Si tenéis dudas sobre cómo votar en Amazon, en este enlace del blog Escribe Romántica, podéis consultarlo paso a paso: Tutorial – ¿Cómo hacer una reseña en Amazon?

Por todos los motivos anteriores, os animo a todos los lectores de novela romántica (o de cualquier otro género) a coger esa rutina: la de acabar una novela y dedicar unos segunditos a entrar en Amazon y dejar vuestra "puntuación" (no me gusta nada esta palabra, pero nos entendemos). Y no os lo digo solo como escritora; lo digo, más que ninguna otra cosa, como lectora. ¿Sabéis ese momento en que cierras un libro de los que te han emocionado de verdad, se te escapa un suspirito y sientes la necesidad de comentarlo con alguien? Pues hacer esa pequeña reseña es la mejor manera de decirle al autor que sí, que lo ha conseguido, que te ha emocionado

¿Qué? ¿Os he convencido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario