jueves, 10 de diciembre de 2015

6 ideas para regalar a una lectora de novela romántica

6 ideas para regalar a una lectora de novela romántica

¡Hola, chicos! 

Sí, esta semana, el post va dirigido a vosotros. A todos los chicos que veis a vuestras novias noche tras noche Kindle en mano, devorando novelas románticas como posesas. Aunque aún quedan unas semanas para la Navidad, voy a dar ya unos consejitos de regalos. Y. como nos gusta más una lista que a una madre un tupper, ahí van mis ideas, de las que os doy pleno permiso para apropiaros:

1. Alguna novela de las bonitas de verdad:
Como, por regla general, los chicos nos prestáis la misma atención cuando os hablamos de nuestras novelas favoritas que nosotras a vosotros cuando nos contáis algo crucial relacionado con el cigüeñal del coche, posiblemente penséis que no hay vida más allá de Cincuenta sombras de Grey, que es lo que os suena porque sale mucho por la tele. Pues sí: la hay. Vaya si la hay.

Vamos a dar por hecho que la agasajada sea una puta pirada que ya se lo ha leído casi todo una persona que ha leído los clásicos del género y a la que no es fácil sorprender. O sea, que no le vayas a aparecer con Cincuenta sombras más oscuras en plan «¡Hey, nena! ¡No te lo vas a creer! ¡Han escrito una segunda parte!». Lo dicho, si no queréis quedar como unos cenutrios, mejor regalar algo bueno bueno de verdad. ¿Y cómo vais a saber vosotros lo que es bueno? Pues fácil... ¡viendo mis vídeos de BookTube! (¿Se ha notado mucho la cuñita publicitaria?): Canal de YouTube de Abril Camino.

2. Algún detalle literario original:
Si vuestras chicas son de las que acaban con una contractura porque se han aficionado a una novela romántica de 1.500 páginas y pretenden leerla en la cama, o si ya van por las siete dioptrías por dejarse la vista en el tablet, seguro que agradecen algún detalle como estos:

Kit bibliotecaLámpara de contactoGafas para leer tumbados

Podéis encontrar un montón de ideas más en el siguiente enlace: 24 regalos increíblemente ingeniosos para los amantes de los libros.

3. Un plan de sábado de manta, sofá, libros y peli:
No es que sea yo una persona de vida tranquila y pausada, pero todo tiene su momento. Así que... ¿por qué no regalar un plan de fin de semana con una manta bonita, teléfonos apagados, música ambiente y un par de buenos libros? O el mismo, y leer a la par. O, ya rizando el rizo, una combinación libro-peli, con algunas de esas escasas excepciones en que la película hace una digna adaptación del libro.

4. Un poco de chispa:
Vamos a ver si me explico, que igual no ha quedado claro. El plan anterior de mantita y libro en pareja solo puede ser perfecto si acaba donde acaban todas las cosas buenas: en la cama. Y, si vuestra chica es una fanática de la novela romántica, quizá podáis darle un poco de salsa al asunto con una de las pocas cosas en las que no tengo que hacerle ninguna objeción al señor Grey. Podéis saber de lo que hablo pinchando aquí o viendo la siguiente foto:

Un poco de diversión cortesía del señor Grey
Pues complace, hijo mío, complace ;)

5. Un viaje para redescubriros
Un viaje siempre es un regalazo, para qué engañarnos. Aquí ya dependemos del presupuesto de cada uno, pero sea cual sea el destino... ¿por qué no buscarle una relación con la novela romántica? Si tenéis la cartera saneadita, puede ser un tour por Chicago, buscando los lugares en los que nos volvieron loca esos chicazos de los Chicago Stars (podéis conseguir pistas en esta entrada del blog 7 Pecados Capitales). Si no queréis cruzar el charco, París siempre es apuesta segura (no seáis vagos, coño, entrad en el post, que me lo curré un montón). O una vuelta por la campiña inglesa, en busca del señor Darcy. ¡Ah! Y acordaos de meter en la maleta el regalo número 4, que va a ser una buena idea para todos.

6. Un poco de merchandising
Yo os juro que muero si alguien me regala algo como esto:

Bolso Orgullo y Prejuicio
Muero. En serio. Mue-ro.
Así que no seáis bobos y entrad en este enlace. Todas las opciones... en serio, TODAS, son maravillosas: 22 regalos para amantes de los libros.

Pues hasta aquí mis recomendaciones. ¡Ahora que nadie me ponga una excusa de que no tiene ideas de cara a las fiestas

No hay comentarios:

Publicar un comentario